Postales viajeras

Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología hemos ido perdiendo costumbres que nos trasladan en espacio tiempo, además de hacernos felices de vez en cuando.

 

Enviar y recibir una postal es algo doblemente satisfactorio. Una por quien lo recibe, y otra por quien lo envía. Te saca una sonrisa y no solo en el momento que la recibes,  sino también cuando al cabo de unos años la encuentras en el cajón donde una vez la dejaste guardada como tu mejor tesoro, tanto que hasta llegaste a olvidarla.

 

Y además no solo alegra a quien la encuentra en el buzón sino también al cartero que la lleva a su destino o al vecino cotilla que le echa una vistacillo.

popeandpoole-eventos-phototruck-fotomatonbarcelona-eventosdiferentes-volswagen-vintage-postalesviajeras

Con motivo de la inauguración de Pope & Poole realizamos estas postales viajeras, con la mejor foto de Colorado, para que recorrieran el mundo.  

 

Y es que en la era en que vivimos nos olvidamos de las cosas sencillas que nos hacen disfrutar,  como escribir una carta o lo que es mejor, recibirla! la emoción de hacerse una foto instantánea o llevar a revelar las fotos del verano…

 

Son algunos de los placeres de la vida, al igual que comerse un trozo de chocolate en plena dieta.

Y ahora que estamos en modo fin del verano, fin de los viajes, hacemos un llamamiento a la imaginación. Si quieres vivir uno de estos momentos puedes escribirnos y que te envíemos una postal nosotros mismos  o también puedes llevarnos a tu evento y vivir otro de estos momentos mágicos olvidados.  

 

Hay que recuperar aquello que una vez nos hizo ser felices, y sino preguntémosles a nuestros abuelos, ellos seguro lo saben.

No Comments

Post a Comment